viernes, 18 de marzo de 2016

A dónde vuelan los aviones . . .



Viajar es siempre un aprendizaje:   de otras culturas, 
otras maneras de hacer y de entender la vida.  
A veces los viajes nos hacen añorar a los que dejamos. 

Otras veces nos ayudan a querer más nuestras tradiciones y 
nuestra forma de vida. Comparamos sabores, olores . . . . 
e incluso colores ! ! !













Y que mejor cosa que un bloc o una libreta para recoger nuestros 
recuerdos, ya sean fotos, entradas o billetes de autobús.







Cualquier cosa que dentro de unos años nos haga recordar nuestros mejores momentos en aquel viaje maravilloso o en aquella pequeña escapada a 30 kms. de casa que resultó tan divertida.
























2 comentarios:

Montse Vaquero dijo...

Ummhhh, viajar...o soñar, casi es lo mismo para mi. Desde que empiezo a planear dónde, cuándo,cómo, hasta que estoy allí. Incluso la vuelta reviviendo o, de vez en cuando, rememorando mientras sueño despierta.

Se Rifa Un Pez dijo...

Hombre, soñar es más baratín, ji, ji... Pero donde esté un viaje de verdad...